conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

Nuevas tablas de dimensionado de tabiques cerámicos

Nuevas tablas de dimensionado de tabiques cerámicos

La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida, ha actualizado con nueva información adicional el estudio sobre el Comportamiento mecánico de las fábricas de ladrillo cerámico Silensis (el tabique cerámico tradicional al que se le han diseñado condiciones de ejecución y elementos adicionales para optimizar su aislamiento acústico). El estudio fue elaborado en febrero del año 2010 por Dª. Concepción del Río, Doctor Arquitecto y profesora de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid.

Captura01

los tabiques Silensis pueden tener diferentes componentes (ladrillo hueco, perforado, bloques Termoarcilla…)

Captura02

análisis del comportamiento mecánico de la fábrica

En la ampliación de este estudio sobre el comportamiento mecánico de los tabiques interiores y paredes separadoras Silensis, llevada a cabo en julio de 2014, se han incorporado nuevas tablas de dimensionado al documento original.

Captura03

tabla de la serie 1, con ladrillo hueco sencillo revestido

En concreto, dentro de las soluciones PV01 (soluciones sin bandas en el techo y con o sin bandas elásticas en la base), se han incorporado las siguientes tablas:

  • LH y LHGF 5 cm. Sin revestimiento y con revestimiento por ambas caras.
  • LH y LHGF 6 cm. Sin revestimiento.
  • LH y LHGF 7 cm. Sin revestimiento.
  • LH y LHGF 10 cm. Sin revestimiento.
  • 1/2 pie LP. Sin revestimiento y con revestimiento por ambas caras.

La publicación analiza los tres aspectos fundamentales relacionados con el requisito básico de «Seguridad Estructural» exigible a cualquier elemento constructivo: la estabilidad, la resistencia y la fisuración, para el caso de tabiques y paredes de separación con ladrillos y bloques cerámicos.

El alcance del estudio pretende ser lo más generalista posible, con objeto de que se pueda aplicar a edificios de cualquier uso, desde edificios de vivienda hasta edificios públicos y deportivos.

Como resultado del estudio se recogen un conjunto de tablas de dimensionado en las que se determina la longitud máxima (distancia entre bordes verticales arriostrados) viable para los tabiques y paredes separadoras Silensis, en función de las condiciones de sustentación de los bordes, la altura libre del tabique y la magnitud de la acción lateral que debe ser capaz de soportar la fábrica, la cual depende a su vez del uso del recinto.

Esta publicación puede descargarse de forma gratuita en el apartado de Información Técnica / Documentación técnica de la página web de Silensis www.silensis.es, o a través del siguiente enlace:

Comportamiento mecánico de las fábricas de ladrillo cerámico Silensis


mirando hacia atrás: ladrillo con ceja de Fisac en el C.S.I.C.

Miguel Fisac (1913-2006) construyó varias obras en los años 50 con un ladrillo de su invención: el «ladrillo con ceja» que protegía la junta horizontal por la geometría especial de la pieza. Recientemente se llevó a cabo la rehabilitación del Centro de Investigaciones Biológicas del C.S.I.C.

Un ejercicio de restauración de la fachada, que devuelve la textura y el juego de luces y sombras que este ladrillo (se ha vuelto a comercializar) facilita.

La obra fue ampliamente publicada en conarquitectura 29, y de ése número recuperamos un interesante texto del profesor José Manuel López-Peláez

LO QUE FISAC APRENDIÓ DE ASPLUND
El Centro de Investigaciones Biológicas del C.S.I.C.

En el año 1949 el Consejo Superior de Investigaciones Científicas encargó a Miguel Fisac la construcción en Madrid del Centro de Investigaciones Biológicas para los Patronatos Cajal y Ferrán. Desde la finalización de su carrera, siete años antes, ya había realizado otros proyectos para la misma institución pero, en este caso, la necesidad de obtener información específica sobre la estabulación de animales de experimentación le permitió viajar por Europa y visitar otros centros especializados en el programa que debía resolver.

Este era un momento decisivo para Fisac, quien no estaba demasiado satisfecho con el camino iniciado en sus proyectos anteriores los cuales oscilaban entre una interpretación del lenguaje clásico y la influencia de arquitecturas populares. Como el propio arquitecto reconoce, su contacto con el Movimiento Moderno a través del estudio de diversos ejemplos tampoco satisfacía su búsqueda de cómo se debía hacer arquitectura, de manera que la utilidad y la construcción fuesen cuestiones primordiales. Con su actitud crítica y enormemente empírica se negaba a aceptar lo que entendía como traslación a la arquitectura de determinadas “plásticas pictóricas” propias de la modernidad.

El viaje por el norte de Europa, sobre todo a Suiza, Dinamarca, y Suecia, le permitió entrar en contacto con formas de construir enormemente precisas y alejadas de las “frivolidades plásticas” del Movimiento Moderno, tal como las denominaba Fisac. Durante su estancia en Estocolmo, a la que se ha referido muchas veces, pudo visitar los Laboratorios Bacteriológicos del Estado, directamente vinculados con el objetivo de su encargo, y la Biblioteca Municipal, ambas obras de Erik Gunnar Asplund que había fallecido nueve años antes. Pero, como el mismo Fisac reconoce, ni una ni otra le interesaron especialmente.

A su paso por Gotemburgo, camino de Copenhague, Fisac había previsto la visita a la Ampliación de los Tribunales, otra obra de Asplund finalizada en 1937, y allí encontró algo que llevaba buscando mucho tiempo: la forma de enlazar la arquitectura neoclásica y la contemporánea en un ejemplo concreto construido “con sensibilidad pero sin concesiones”. Tal como Fisac lo relata podría pensarse que la referencia a este edificio es literal, que le interesaba especialmente la construcción y los detalles, la madurez con que esta propuesta hacía posible un espacio socialmente integrado sin renunciar a su calidad indudable. Pero quizá el arquitecto había llegado a una conclusión más profunda, a la clave que le permitía evolucionar desde su propio clasicismo hacia otra arquitectura coherente con el tiempo. De tal forma que intuir la posibilidad de vincular tradición y modernidad le iba a permitir pensar los proyectos desde una actitud realmente contemporánea.

La obra del Centro de Investigaciones Biológicas finalizó en 1952 y el edificio construido nos permite apreciar algunas de las consecuencias que había tenido la reflexión de Gotemburgo. Fisac organizó el programa en tres partes: dos edificios gemelos, en los que situaba los laboratorios, y una torre para la estabulación de los animales de experimentación. Los bloques se apoyan físicamente sobre las alineaciones de las calles, y se abren en su basamento para crear los accesos dejando ver el jardín interior que se forma entre ellos. Sin embargo, su independencia funcional no impide que estos bloques se enlacen, formando un sólo edificio adaptado formalmente a la confluencia de las dos vías colindantes. Se puede entender así la propuesta adscrita al bloque moderno, en cuanto a su orden estructural pero, al mismo tiempo, se supedita al trazado urbano según las pautas de la arquitectura tradicional

El orden clásico sigue presente en la sensible disposición de huecos desplazados ligeramente entre las líneas de imposta, y su cuidada modulación, pero las paradojas que el edificio presenta en sus disposiciones axiales y simetrías por compensación, así como el carácter global de su arquitectura se sugiere una actitud distinta del arquitecto respecto a sus obras anteriores.

La intensidad de los detalles en la Ampliación de los Tribunales, que sin duda fascinó a Fisac, también le llevó a buscar soluciones no convencionales para su proyecto en un momento en que el catálogo nacional de materiales era especialmente pobre. Así, por ejemplo, rediseñó las ventanas de los bloques laterales a partir de una patente sueca. Estas piezas, de proporción vertical, basculantes de eje horizontal, y realizadas con madera pintada de blanco, tenían doble acristalamiento con una persiana situada entre las dos láminas de vidrio, y estaban proyectadas como elementos tecnológicos de artesanía, porque cada pieza hubo de ser hecha a medida. Funcionaban en sus diversas posibilidades de movimiento como sofisticados mecanismos superpuestos a la fachada. Su disposición muy precisa, entre el orden de las finas líneas de imposta, conferían al edificio buena parte de las cualidades de su presencia

Otro aspecto importante, que también se refiere a una actitud más libre en el entendimiento de la construcción, es el empleo del material de cerramiento, el ladrillo, vinculado a la tradición madrileña y que Fisac había empleado anteriormente en otras obras para el C.S.I.C. Su decisión de aligerar las fachadas de los bloques le lleva a inventar una pieza cerámica: el ladrillo especial de cerramiento, que se produce para construir este edificio y después será utilizado por el mismo Fisac e incluso por otros arquitectos, como es el caso de Alejandro de la Sota en la Vivienda de la calle Doctor Arce, cercana en tiempo y lugar al Centro de Investigaciones Biológicas.

Se ha escrito mucho sobre esta obra de Miguel Fisac (1) que no sólo ayuda a entender mejor una parte muy importante de su trabajo sino que, en sí misma, significa un ejemplo de calidad indudable y un motivo de reflexión y aprendizaje para quien quiera estudiarla con detenimiento.

José Manuel López-Peláez / Otoño 2008

(1) Además de en las diversas monografías y publicaciones sobre Miguel Fisac, el edificio del Centro de Investigaciones Biológicas se público en la revista “Arquitectura COAM”, nº 211, Madrid, marzo-abril de 1983, págs. 43-50.
El reconocimiento de la deuda hacia Asplund se publica por Fisac, con el título “Asplund en el Recuerdo”, en la revista “Quaderns d’Arquitectura i Urbanisme”, nº 147, Barcelona, octubre de 1981, pág. 33.
Del autor de este y con relación al mismo edificio puede consultarse “Innovación y Tradición en la Obra de Fisac”, publicad en “Maestros Cercanos” colección “La Cimbra” nº 4, Funación Caja de Arquitectos, Barcelona, mayo de 2007, págs. 22-31.


lecciones aprendidas en conarquitectura 50 (II): sinergia

sinergia; parece ser que el término fue acuñado, aplicado y muy utilizado por Richard Buckminster Fuller: el efecto o influencia de dos o más agentes actuando en conjunto es mayor al esperado considerando las capacidades de los agentes actuando por separado.

En esta obra de Peñín Arquitectos, (Pablo Peñín Llobell, Alberto Peñín Llobell) se comprueba un buen ejemplo de sinergia. El ladrillo ha servido, actuando en el conjunto formado por el graderío existente en la plaza de toros de Valencia, para cumplir varios requerimientos:

  • por la geometría de las piezas, se regula la pendiente del graderío con una modulación estricta pero no severa.
  • el mismo material del peldañeado sirve para ubicar las bancadas de hormigón prefabricado, levántandose sutilmente del elemento pavimento-peldaño para facilitar la limpieza y el desagüe de la lluvia.
  • el material de remate tiene un bajo coste de mantenimiento al mismo tiempo que se integra con el material predominante en este edificio.

… por lo menos cualquier decisión importante de cada proyecto debería tener tres condiciones de sinergia.

información completa del proyecto aquí


lecciones aprendidas en conarquitectura 50: respeto por el espacio háptico

Una de las primeras normas de la arquitectura sencilla es la del respeto por el espacio háptico. Aquel que no se percibe sólo con la vista o con el tacto. En esta obra de los arquitectos Antonio y Javier Ruiz Barbarín, la intención primordial estaba bien clara: «El nuevo edificio tendrá forma prismática, descomponiéndose en varios volúmenes para mitigar el fuerte impacto volumétrico de la parte trasera del actual salón de actos. Se trata a su vez de un edificio en el borde del colegio, junto al muro histórico, por lo que tendrá una importante presencia su diálogo con este y su contexto más próximo buscando “crear plaza”. Así, aunque el edifico se entierra para bajar su escala con los pequeños edificios de aulas colindantes, toda la planta baja del nuevo edificio está al mismo nivel que la plaza para facilitar el acceso directo desde ésta…».

El edificio es, por esa misma razón, difícil de fotografiar. No tanto si se cuenta con la habilidad de un buen profesional como Miguel de Guzmán.

 


arcilla en polvo para pistas deportivas

tierra-batida-2

Construcción y mantenimiento de pistas de tenis de tierra batida.

El ladrillo es la aplicación más extensamente utilizada de la arcilla cocida. Por este proceso industrializado el material se transforma física-químicamente durante su cocción. Las arcillas se convierten en silicatos de aluminio cristalinos sin hidratar. La modificación de la estructura química y cristalina se produce de forma irreversible, adquiriendo consistencia pétrea y obteniéndose finalmente los productos cerámicos. Además de las transformaciones permanentes que experimentan las materias primas durante la cocción, las piezas también se ven afectadas por ciertas modificaciones temporales: una es la dilatación, que experimentan como consecuencia del calentamiento; otra tiene que ver con la acumulación térmica de la misma pieza. Durante el proceso, se genera una movilidad atómica que conduce a la unión de las partículas y a la disminución de la porosidad. Esta disminución de la porosidad afecta a la absorción de agua del material, por lo que, al contrario de otros materiales de construcción de origen mineral, la rehidratación no revierte sus propiedades a las del punto de partida de la materia en bruto.

En las pistas deportivas de tierra batida (es una manera de llamar al resultado de pulverizar la arcilla cocida con una granulometría controlada…) la óptima absorción de la humedad de este material (determinado por el proceso de fabricación físico-químico irreversible que se ha citado), no produce fango. Por esa razón, se puede, en caso de lluvia, y si una pista de tierra batida está bien drenada, jugar casi de inmediato por su rápido secado. También es característico de este tipo de pavimentos la homogeneidad de la superficie en lo que afecta al color, y a la granulometría -precisa y variada- que conlleva una mejor superficie de apoyo, ofreciendo una mayor amortiguación y en consecuencia menos lesiones a los jugadores. Además, otra característica física ligada a la estructura físico-química de la arcilla cocida, es que la tierra no se adhiere al calzado, reduciendo el peligro de resbalar.

tierra-batida

PROCESO DE EJECUCIÓN DE UN PAVIMENTO DE POLVO DE ARCILLA COCIDA

El pavimento de una pista de tierra batida está constituido de una primera capa de gravas de machaqueo de entre 12-24 mm de granulometría como caja de drenaje.

Una segunda capa está compuesta de gravas cerámicas, gravilla o puzolánicas. Estos productos son de una alta capacidad filtrante, pero a la vez proporcionan retención de humedad homogénea a la capa superior, denominada pastilla. Esta capa está formada por arena caliza triturada de granulometría 0-2 mm mezclada con cenizas y gravilla cerámica, ofreciendo así una capacidad de filtrado y esponjosidad, característico de este tipo de superficie.

El acabado final está constituido de una capa de 6 mm. de espesor de tierra batida roja, variando sus granulometrías entre  0`62 y 1`3 mm. Se realiza un cribado del material a gusto de cada cliente y en función de la climatología de cada zona, desde un rango de cribado impalpable hasta una granulometría de 1`3 mm, pudiendo combinar la proporción de partículas finas y gruesas. Para la época del año en que las pistas de tierra batida sufren un exceso de humedad, frío, lluvias y pocas horas de sol, se recomienda el uso de tierra batida gruesa (1`3 mm) sin finos, la cual ayudará a recuperar las pistas con mayor rapidez.

Las líneas de marcaje pueden ser instaladas de tres tipos distintos: líneas prefabricadas de hormigón blanco, líneas de PVC flexibles o líneas instaladas sobre el mismo terreno con aceite de linaza y pintura acrílica.

Las pistas de tenis de tierra batida necesitan diferentes tipos de reparación cada cierto tiempo dependiendo de la meteorología y la intensidad de horas de juego que soportan: cambio de líneas, escarificado superficial de tierra batida apelmazada y reparación de pastilla a los fondos o la reparación de la pastilla a la totalidad de la superficie.

documentación técnica e imágenes: SPORT F. MEGIAS


nuevo número ca50: arquitectura deportiva

ca50, ya está disponible en la web!

Nuestros hijos practican deporte en colegios, polideportivos, espacios abiertos… nada más sano ni más necesario para su educación. Lo que muchas veces sorprende es la dificultad para encontrar en estos volúmenes edificados, por lo general desnudos y con dificil mantenimiento, algo de arquitectura; al menos una cierta sencillez, en lugar de estructuras sobredimensionadas y acabados rudos. Publicamos en este número recientes ejemplos de arquitectura deportiva elemental, basada en el uso del ladrillo, y como último tercio, un graderío y una aplicación de la arcilla cocida poco convencional

indice_ca50


entrega de los premios de Arquitectura de Ladrillo y Arquitectura cerámica (cat. TEJAS) 2011-2013

La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida (Hispalyt) ha celebrado el acto de entrega de premios a los ganadores de la duodécima edición del Premio de Arquitectura de Ladrillo, y de la primera edición del Premio de Arquitectura Cerámica, en la categoría de Tejas. El acto, que fue presentado por Enrique Sanz, director de conarquitectura ediciones y miembro del Jurado de los Premios de Arquitectura de Hispalyt, tuvo lugar el 28 de marzo en el transcurso de la Asamblea General de Hispalyt, que se celebró en la sede de la Asociación en Madrid.

I Premio de Arquitectura con Ladrillo 2011/2013

entrega-premios

Toni Gironés recibió el premio, dotado con 6.000 €, de manos de Fernando Palau, presidente de la Sección de Ladrillos Cara Vista de Hispalyt, promotora de estos Premios, y de Elena Santiago, secretaria general de Hispalyt. El Jurado valoró de esta obra que el material cerámico se utilice de manera integral en celosías, cerramientos, muros y pavimentos. El recorrido hasta alcanzar el espacio donde se localizan las ruinas descubiertas se convertía, además, en una sucesión de espacios exteriores e interiores adecuadamente combinados por las texturas y soluciones constructivas. También ha considerado que el conjunto es un ejemplo de obra pública comedida en cuanto al presupuesto, pero con un resultado notable.

Además del Primer Premio, el Jurado otorgó tres menciones en reconocimiento a otras obras destacadas presentadas a esta edición:

Primera Mención: Casa Rural El Cobijo en San Vicente de La Sonsierra (La Rioja), de los arquitectos Alex Borral, Enric Farrerons y Octavio Pérez. Los arquitectos recibieron un diploma acreditativo de manos de Fernando Palau y Luis Pinardel, fabricante de Flexbrick, el sistema empleado en la obra.

Segunda Mención: Las obras Vivienda unifamiliar en Miguelturra (Ciudad Real), de los arquitectos Javier Benalte y José Luis León, y Vivienda unifamiliar aislada en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), de los arquitectos David Lorente, Josep Ricart, Xavier Ros, y Roger Tudó. Los arquitectos recibieron un diploma acreditativo de manos de Fernando Palau y Juan Carlos Millas, fabricante del ladrillo empleado en la obra mencionada. Los arquitectos de la obra Vivienda unifamiliar aislada en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) (Tercera mención) no pudieron asistir al acto de entrega de premios.

I Premio de Arquitectura Cerámica 2011/2013. Categoría de Tejas

entrega-premios2

La obra de rehabilitación de las Atarazanas Reales de Barcelona, de los arquitectos Roberto y Esteve Terradas, ha sido la obra ganadora del I Premio de Arquitectura Cerámica, en la Categoría de Tejas. El Premio de Arquitectura Cerámica ha sido convocado por primera vez para valorar la arquitectura realizada con otros materiales cerámicos diferentes al ladrillo cara vista. En esta primera convocatoria, se ha organizado en categoría de Tejas.

El Premio, dotado con 3.000 €, fue entregado por Noé Román, presidente de la Sección de Tejas de Hispalyt, promotora de esta categoría del Premio, y Pablo Casanova, de la empresa fabricante del material empleado en la obra Tejas Borja.

Además del Primer Premio, el Jurado decidió otorgar dos menciones en reconocimiento a otras obras destacadas presentadas a esta primera edición:

Primera Mención: Vivienda unifamiliar en San Vicente de Vigo (A Coruña), de los arquitectos Francisco Javier Rodríguez y Olivia Fernández. Los arquitectos ganadores de esta mención no pudieron asistir al acto de entrega de premios.

Segunda Mención: Fundación Rubido Romero, de los arquitectos Elizabet Abalo y Gonzalo Alonso. Los arquitectos recibieron un diploma acreditativo de manos de Noé Román y Elena Santiago

Libro conmemorativo y página web Premios de Arquitectura de Hispalyt

cubierta-premios-ladrillo-teja_alta

Como se ha venido haciendo en las ediciones anteriores del Premio de Arquitectura de Ladrillo, se ha editado un libro que, en esta ocasión, recoge las obras ganadoras, mencionadas y seleccionadas de cada uno de los Premios, atendiendo a los objetivos para los que éstos han sido concebidos. Esta publicación ha sido editada por conarquitectura ediciones, y se puede adquirir en la tienda online.

web

Además de este libro sobre los Premios, se ha publicado una página web con información detallada e imágenes sobre las obras premiadas y seleccionadas de los Premios de Arquitectura de Hispalyt: http://premios.conarquitectura.org/


lecciones aprendidas en ca49 (III) Barbacoa House en tres escenas

02

En esta obra tan esencial, un muro de bloque Termoarcilla y una cubierta con una losa de hormigón prolongan el punto de partida del proyecto: una barbacoa para poder realizar comidas de forma estacional con los amigos y disfrutar de una parcela cerca de Terrasa (Barcelona).

¿cúal es la lección que se aprende con esta arquitectura? pues, sin duda, la capacidad del arquitecto para conocer la necesidad del cliente y convertirlo en algo bueno y útil para ellos y, ya de paso, en buena arquitectura, que afecta al resto de la humanidad. Otra gran lección: pensar que los arquitectos también saben escribir… No se puede dejar de leer este texto que incluye Pepe Gascón como justificación de su obra:

BARBACOA HOUSE EN TRES ESCENAS

Escena 1

[Una pareja de edad avanzada, y muy bien avenida, discuten qué árboles plantar, y dónde, en el jardín de su segunda residencia: una casita aislada de una sola planta, con una barbacoa tan grande como su salón-comedor. Es invierno y la casa sigue con el encofrado del techo.]

Ella: Un ciprés. Ese es el árbol que toda masía catalana tiene en su entrada. Ahí es donde lo vamos a plantar: así nos lo encontraremos nada más subir de la calle y nos dará la bienvenida.

Él: ¡Ché! ¿Sos tarada? Los cipreses recuerdan a los cementerios. Por cierto, ahí es donde acabaremos pronto si no nos decidimos de una vez. Anda, sígueme hasta la barbacoa… ¿Viste? ¡Aquí! En esta esquinita de la terraza plantaría yo un auténtico quebracho. Y no porque sea el árbol nacional de mi querida patria.

Ella: ¿Ése que tenía tu madre en su patio de Buenos Aires? ¿El que tiene espinas en las ramas? ¡Ni soñarlo! Mis nietos treparían y se pincharían.

Él: ¡No me seas boluda! ¿Vos sabés lo bien que irá ahí, en verano, mientras estaremos degustando mis asados?

Ella: ¡Qué va! Mira, vente para acá. (Se dirigen hacia el jardín delantero). Aquí delante plantaría yo tres pinos, como los del vecino, pero formando un triángulo. Así tendríamos sombra asegurada.

Él: ¿Y vos por qué querés tres?

Ella: (Imitando su acento) ¡Sos un pendejo! Tienen que ser tres para poder colgar las hamacas.

Él: ¡¿Hamacas?! Pero si ya no tenemos edad para columpiarnos.

Ella: ¡Tonto! Pues bien que me columpiaste la otra vez, ahí, entre los andamios…

Escena 2

[Él prepara un asado para los nietos de ella. Es primavera y a la obra solo le faltan los cristales para que esté terminada.]

Él: Hay que ver con los changos estos, no les gustan ni las mollejas, ni la entraña, ni los chinchulines, ni la tripa. Ellos solo la morcilla catalana y las hamburguesas. ¡Hermosa!, ¿me alcanzas las viandas que compramos en la Boquería?

Ella: Es claro que sí, ¡gaucho mío!

Él: Mientras tanto, voy a preparar la parrilla y a por más leña. Ahorita regreso. (Se va detrás del muro de la barbacoa y se le oye en off). ¿Sabés? el secreto de un buen asado está en las brasas, para que se haga a fuego lento.

Ella: Claro, claro… Y por cierto, ¿cuándo quedaste con el jardinero que vendría a plantar los árboles?

Él: ¡Vos sabrás! El boludo dijo que llamaría directamente a la señora de la casa. (Susurra para sí mismo). Por interés baila el mono.

Ella. Cariñito, los niños están al caer. Voy poniendo la mesa aquí dentro.

Él: ¿Pero vos no querés comer fuera?

Ella: Demasiado sol. ¿Si al menos hubiéramos plantado ya tu quebracho? (Él regresa por la esquina de la barbacoa).

Él: Sos pesadita… Pues voy a preparar ya el chimichurri, que esos pendejos bien que se lo comen, a cucharadas.

Escena 3

[Una tarde de verano calurosa, la pareja se dispone a echarse una siesta, tras una paella que hizo él para celebrar el estreno de la casa. Allí pasarán todo el verano.]

Él: ¿Preparo mate?

Ella: ¡Pero qué manía con las hierbas esas! 40 grados a la sombra y tú, ¿quieres mate?

Él: Con vos, bajo estos pinos bellísimos, disfrutando de estas vistas, en la hamaca,… no hay mejor momento. Si por vos fuese, ni mate, ni dormitorio, ni baño…

Ella: ¡Hombre!, es que la idea inicial fue aprovechar mi solar solo como lugar para preparar tus asados. Y luego… “que si un pequeño lavabo. Que si ya que estamos, porque no una cocinita para preparar otros ágapes”. Y así, hasta añadir otra habitación, para los invitados, y un salón-comedor. ¡Vamos, menuda labia que…!

Él: Pero si al final la casita solo tiene un muro, de esa no-se-que-arcilla, que ni la pintamos porque el arquitecto se empeñó en que así era más económico. Y luego, un suelo y un techo de hormigón y ya está. Más barata y sencilla imposible. ¿Vos escogiste al pibe ese, no?

Ella: Sí. Y menos mal que siempre acabo eligiendo yo. A ver qué harías tú debajo del quebracho ese. “Si no hi ha arbre millor que un pi mediterrani, home!”.

Él: ¿Vos sos o te hacés la…?

 [Telón]

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

información completa de la obra en http://conarquitectura.co/obra/ca49-barbacoa-house/

ca49_02min

 


lecciones aprendidas en ca49 (II) rehabilitación de vivienda en la Albufera de Valencia

ca49_Fachada-trasventilada

En conarquitectura publicamos obras en las que su interés no es proporcional a su tamaño o presupuesto. Ésta de rehabilitación en Cullera, dentro del Parque Natural de la Albufera de Valencia, es un ejemplo de eficiencia energética sin grandes esfuerzos proyectuales o complejas instalaciones; como nos dice su arquitecto Carmel Gradolí lo que mejor cumplió las expectativas es el comportamiento térmico:

La obra se terminó a mediados de julio. Mis amigos pasaron sus vacaciones en su casa recién rehabilitada y, según me dicen, ha funcionado climáticamente a la perfección en un duro verano mediterráneo, conservando en todo momento una temperatura confortable sin necesidad de aparatos de climatización

El revestimiento del muro existente con aislante por el exterior y la protección de éste con una hoja de ladrillo para revestir puesto de tabla (que permite la vetilación de la cámara interna y admite la visión a su través) permite obtener el objetivo propuesto con una mínima intervención. más información en http://conarquitectura.co/obra/ca49-rehabilitacion-vivienda-albufera/

ca49_06min


lecciones aprendidas en ca49 (I) casa 1101

ca49_07

Hemos publicado en nuestro último número una obra de vivienda. Una bonita lección de arquitectura de H arquitectes. Medios ajustados, un sitio que mejora después de ser construido, y ante todo, una idea principal bien comprendida por unos clientes inteligentes. Sin excesos de ningún tipo, pero buen conocimiento de los materiales y la construcción adecuada para la escala. El texto que utilizan los arquitectos para describir el proceso del proyecto es bastante elocuente:

Pocos encargos empiezan como éste, con unos propietarios entregándonos una lista de deseos y expectativas que tenían depositadas para su nueva casa. Una lista más propia de las voluntades y los valores que a los arquitectos nos toca endosar, casi secretamente, a las viviendas que proyectamos y construimos, que de las ambiciones ‘habituales’ de las parejas que afrontan este desconocido reto. Listas siempre llenas de buena voluntad pero a menudo incompletas. Un inicio que nos cargaba de responsabilidad, pero un excelente inicio. La parcela, situada en un barrio residencial de Sant Cugat, contenía suficientes atributos como para convertirse en un argumento central para la casa. Así, uno de los principales retos fue conseguir que la casa estableciera una relación estrechísima e imprescindible con el jardín, de modo que una fuera la extensión del otro y viceversa, y que esto no dependiera de los inevitables, a menudo desproporcionadas, y tan recurrentes fachadas acristaladas: querían y queríamos paredes…

ca49_07min

La ejecución del muro se ha realizado mediante dos hojas de ladrillo atadas con llaves, (muro capuchino) que permite aislar toda la envolvente sin discontinuidades. El sistema de control solar no es más que una persiana enrollable exterior, que permite varias disposiciones (ventilación, sombra, etc…)

La lección aprendida: con la colocación estudiada de los huecos en un muro, la relación interior-exterior se controla con mucha mejor precisión que con una fachada acristalada, desproporcionada la mayor parte de las veces en nuestras latitudes.

Si tienes interés en conocer a fondo la obra, dispones de información completa en PDF disponible en nuestra librería online 

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR