conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

Obras ca59 (IX)

Obras ca59 (IX)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Casa Proa en Cortelazor la Real, Huelva

ca59_09

Arq. Carlos Gómez Sos, arquitecto en GÓmez & GOrshkova

«Todo lo que hacen los bosques, los ríos o el aire / Cabe entre estos muros que creen cerrar la estancia»
Jules Supervielle
Esta vivienda de esparcimiento se construye sobre una antigua majada, como se conocen en la Sierra de Aracena las edificaciones auxiliares que servían como casas de apero, despensa o gallineros. Es esta condición por la que se ubican al borde de la población, estando así más próximas a las ricas huertas, como las que bordean Cortelazor. La majada que encontramos aquí había caído en desuso y estaba próxima a la ruina.
La pequeña construcción se asienta sobre una compleja geometría pentagonal deudora de una estructura de la propiedad moldeada durante generaciones. Compaginar la difícil condición espacial con la exigencia de un razonable programa doméstico supuso el reto principal de la intervención. La estrategia adoptada, muy condicionada por la proximidad del límite, resuelve el proyecto con recursos muy sencillos. Comenzando por la distribución de la vivienda, para la cual se concentran los usos subsidiarios (servicios, calefacción, cocina, almacenaje, escaleras…) en el perímetro, quedando así liberada una clara centralidad doméstica que bajo rasante ocupa la cocina-comedor, en la planta baja el salón y en planta alta un dormitorio-estudio.
Esta disposición le confiere una característica cualidad de cascarón horadado, un ámbito protegido que no se restringe a la interioridad, sino que se abre con generosos vanos que apuntan a la profundidad del paisaje. Valle y monte, acogidos en la calidez doméstica, prestan su inmensidad al seno de un hogar humilde. Quizá sea ésta su mayor pretensión, pues, por lo demás, la experiencia del habitar procura una renovada vita simplex construida en torno al alimento, el descanso y la conversación.
Más allá de estrictos requerimientos normativos de integración arquitectónica, el proyecto se asienta sobre el extenso terreno común que comparten la arquitectura popular y el gusto contemporáneo. La lectura en clave actual del suelo estético de la tradición se traduce, nuevamente, en un elogio a la sencillez, manifiesta en una paleta apenas compuesta de madera, teja, piedra, baldosa de barro y el blanco ubicuo.
En fachada, la esbeltez que aportan las tres plantas en altura se suaviza con la conservación del edificio original. La majada aporta no sólo un sólido sustento físico, sino que es soporte estético y cultural de la casa. El material se muestra así en su autenticidad, sin adornos, como valor en sí mismo. Esta suerte de podio rústico pronto reveló un hallazgo geométrico inesperado: el cuerpo blanco superior mantiene una relación prácticamente cuadrada en las dos fachadas principales. No sucedía así en la medianera, cuya configuración estrecha presentaba mayor complejidad. Revestirla con teja no es una mera solución estética, también arraiga la casa con la tradición constructiva vernácula y da una nueva vida a la teja original del edículo.
Revisitar la tradición nos lleva a formular una rusticitas nova que supera ya la fiebre del tipismo impostado y ha descubierto, no sin sorpresa, una sincera modernidad en lo rústico. Su sustento ético y estético está en la optimización de recursos, en obtener lo mejor de las herramientas más humildes, en la autenticidad de lo desnudo, del blanco encalado a la piedra de musgo y, sobre todo, en querer cada trabajo como un artesano cuida su obra.

ca59_09min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Casa Proa

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (VIII)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Casa e+r en Molina de Segura, Murcia

ca59_08

Arq. Jaume Blancafort y Patricia Reus. Blancafort-Reus arquitectura

Esta vivienda surge indefectiblemente de unas circunstancias que a priori podríamos considerar poco agraciadas pero en las que se encuentran algunos valores potenciales a los que aferrarse para crear un hogar; en este caso, refugio familiar y a la vez lugar de encuentro para los amigos. Es una parcela en uno de esas zonas suburbana pensada como la repetición infinita de viviendas pareadas sin cuidado alguno por el espacio público.
Imaginario / El habitante es el máximo exponente de la caracterización del proyecto y éste dibuja su casa imaginada:
– Grandes columnas y porche bien visibles desde la calle.
– Obra vista.
– Cubierta inclinada de teja.
– “Rincones en los que olvidar todo lo que dejo fuera”
Una casa que se muestre y demuestre, pero que pueda recoger y aislar. Asumiendo como condicionante el back-ground estético del cliente se trabajará para contemporaneizarlo; que no adoctrinarlo, y poder responder así con una obra a su gusto.
Estrategias
En estas sucesiones de casas pareadas la particular normativa concede la posibilidad de separarse de una de las medianeras. Esta decisión permite construir una vivienda aparentemente aislada que potenciará ya antes de empezar la singularidad querida. También se orientará mejor (con fachadas a levante, sur y poniente) y creará con este vacío un espacio de transición y respiro.
La siguiente decisión arquitectónica que marcará la definición espacial debido a la sección resultante, es el diseño del porche con grandes columnas. Este incluye el interior de la casa y a él vuelcan los espacios más públicos. Con su formalización se minimiza y filtra la apertura a poniente. La cubierta se agacha y acoge, pero permite la entrada de luz y sol controlado. de modo que la “fachada” a poniente desaparece sustituida por la cubierta apoyada en gruesas columnas.
El resto de decisiones arquitectónicas surgen de la adecuación e influencia de las dos primeras resoluciones (tres fachadas + porche), arrastrando al espacio interior, materiales, texturas, colores y luz. Se aprovecha el buen hacer del constructor para potenciar el extraordinario trabajo de sus oficios.

ca59_08min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Casa e+r

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (VII)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Centro comercial SIAM en Adeje, Santa Cruz de Tenerife

ca59_07

Arq. Luis Castellote Flórez, Roberto Poveda Ballesteros, arquitectos del estudio de arquitectura AGIC s.a. y Jaime Castellote del Olmo, arquitecto del estudio de arquitectura CASTELLOTE + arquitectos s.a.

Situado en el municipio de Adeje en Tenerife, el centro comercial se ubica en una zona con una topografía muy pronunciada que dificultaba el diseño. Por esto el equipo decidió crear un volumen que se introduce en el terreno para evitar que su volumetría condicionara las vistas de las viviendas situadas por encima del edificio, así como servir como plataforma de continuidad del terreno y no distorsionar el entorno.
Por otro lado el conjunto se apoya y sirve de unión con el parque temático y de ocio, situado a su izquierda, configurando un complejo de ocio y comercial de gran impacto. Es por estos requisitos mencionados que el edificio presenta una forma trapezoidal en su planta.
La prioridad era crear un arquitectura que se relacione con el entorno, destacando sutilmente sobre este, para ello se eligieron la piedra y la cerámica como materiales principales, de manera que el centro comercial tenga una continuidad visual con el entorno. Es por esto que se empleó la piedra para cerramientos verticales y la cerámica para los cerramientos horizontales, los cerramientos verticales tienen un ligera pendiente para dar una mayor sensación de edificio horadado en el terreno, y los cerramientos horizontales se resuelven con cubiertas a dos aguas con estructura de madera y tejas de acabado esmaltado de diferentes colores, en relación con la arquitectura tradicional de la isla. A esto hay que sumar el deseo de la propiedad de dotar al centro comercial de una temática asiática, tailandesa en particular, al centro comercial dado su carácter de ocio, esto crea un juego de contrastes entre los vivos colores de la temática y cubiertas con el empleo de la piedra de cantera y volcánica para los cerramientos verticales.
Formalmente el edificio se desarrolla en plataformas que van subiendo desde la autovía hacia la parte superior del terreno, pudiéndose definir tres niveles, y nunca superando la anterior línea del terreno de su sección. En dichos niveles se ubican las siguientes dependencias;
El edificio posee los siguientes aspectos formales:
Planta sótano / En esta planta se sitúa el aparcamiento subterráneo, con la zona de acceso a la planta superior mediante un travelator. A este nivel se accede mediante una rampas desde el exterior y se comunica con la planta superior mediante rampas de subida y bajada a los lados del aparcamiento para el trafico rodado.
Planta semisótano / En esta planta arranca el edificio comercial propiamente dicho, desarrollándose alrededor de una gran plaza en forma de trapecio a la que dan todas las fachadas de los espacios destinados a uso comercial. Esta gran plaza se comunica con el nivel superior por medio de dos escaleras, una de ellas mecánica, y dos travelator. El acceso peatonal desde el exterior se realiza mediante dos grandes pasos cubiertos por las cubiertas de teja cerámica esmaltada. La cubierta de la plaza tiene una serie de grandes aberturas para favorecer la ventilación e iluminación, permitiendo así la posibilidad de unión con el espacio superior. Así mismo en la zona sur de esta plataforma se configura un aparcamiento en superficie con acceso por el lindero oeste y salida por el sur. Este aparcamiento se conecta con la planta inferior por las rampas descritas en el nivel anterior… Dentro de la gran plaza central así como en el exterior se disponen zonas ajardinadas mediante palmeras y plantas autóctonas para reducer su impacto visual con el entorno.
Planta baja / En esta planta se sitúa una galería abierta al exterior del centro comercial y alrededor de la gran terraza que forma el techo de la planta inferior en la que se ubican grandes huecos en donde están situados los elementos de comunicación con el nivel inferior. Toda la zona que delimita la terraza, en su borde sur, estará protegida mediante grandes jardineras para reducir también su impacto visual.
Planta de cubiertas / Este nivel recoge dos tipos de cubiertas, planas e inclinadas a dos y cuatro aguas. Forman cubiertas individuales para evitar el impacto visual que tendría una sola cubierta. Estas cubiertas inclinadas a dos y cuatro aguas, están resueltas con cerchas de madera y tejas esmaltadas, de la empresa Tejas Borja, modeloTB12, con colores, verde carmín y azul cobalto, de una manera homogénea para cada una de las grandes cubiertas. Aproximadamente en el centro del edificio y apoyándose en la entrada principal se sitúa un pórtico a dos aguas que recorre el edificio de norte a sur y enfatiza la entrada.

ca59_07min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Centro comercial SIAM

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (VI)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Centro de Visitantes y Museo Interactivo del Parque Nacional de Cabañeros en Horcajo de los Montes, Ciudad Real

ca59_06

Arq. Álvaro Planchuelo

ARQUITECTURA Y MUSEOGRAFÍA PARA MOSTRAR LA NATURALEZA / El Centro de Visitantes y Museo Interactivo del Parque Nacional de Cabañeros es una actuación de carácter público cuyo objetivo principal es fomentar el desarrollo en las poblaciones rurales que conforman el entorno del Parque, mediante la información, exposición, investigación y cuidado de los principales valores de este espacio natural. Para ello, se ha establecido un programa de funcionamiento que atiende a varias necesidades:
Informativas: hall de atención al visitante, tienda, cafetería y contratación de rutas. Expositivas: exposición permanente, espacio de exposiciones temporales y audiovisuales.
Investigación: biblioteca y sala de proyecciones y congresos.
Mantenimiento: oficinas, casa de los guardas, almacén, aparcamiento y dársena de vehículos de bomberos y 4×4.
El mayor espacio lo ocupa la exposición permanente cuya intención es mostrar la singular biodiversidad que existe en Cabañeros, contada de una manera rigurosamente científica y a la vez divulgativa, de manera que, una vez visitado el Centro, el visitante pueda aprovechar mejor su estancia en el Parque.Se ubica en un terreno de gran valor paisajístico, en el límite con el Parque Nacional, a unos 3 km de la localidad de Horcajo de los Montes. La actuación realizada pretende revalorizar este paisaje e integrarse en él como parte de su proceso de humanización, no limitándose a la construcción de un edificio, sino actuando también sobre el entorno circundante, haciendo del paisaje y del edifico una actuación conjunta y unívoca con un ámbito mucho mayor que el del propio terreno establecido para la construcción. Para ello, se actúa sobre todos los componentes que influyen en el paisaje. Bien directamente mediante elementos construidos, o indirectamente mediante visuales desde el interior del edificio o recorridos exteriores. La Sierra de Gavilán, con sus cumbres rocosas, bosques y montes, sirve como telón de fondo a la actuación y muestra las partes más salvajes y agrestes del Parque. Los olivares y dehesas son el escenario natural que rodea la edificación y muestran la transformación productiva del entorno natural. El edificio, la parte más humanizada del paisaje, es un eslabón más de la serie de construcciones existentes en el interior del Parque: una tipología arquitectónica basada en las casas tradicionales rurales de producción agro-ganadera y forestal que empleaban el “patio-corral” para el acotamiento con tapias del espacio exterior.La implantación arquitectónica se conforma mediante una serie de volúmenes blancos unidos por los patios-corral formando una sucesión de espacios llenos y vacíos, que contrastan sobre el fondo oscuro de la Sierra del Gavilán. En la zona de acceso, de topografía plana, se sitúan las construcciones que componen el Centro: el edificio principal, la tienda, la casa de los guardas, el almacén y el aparcamiento. Se resuelve con varios volúmenes exentos construidos con muros de carga de hormigón blanco, grandes ventanales de vidrio y cubiertas inclinadas de teja cerámica plana, unidos por patios exteriores e interiores formando un conjunto homogéneo. La exposición permanente se resuelve en el edifico principal y muestra los valores más significativos del Parque en un recorrido auto guiado, diseñando cada espacio según las necesidades funcionales para mostrar cada valor.

ca59_06min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Centro de Visitantes y Museo Interactivo del Parque Nacional de Cabañeros

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (V)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Reforma del Mercat de Sant Antoni en Barcelona

ca59_05

Arq. Pere Joan Ravetllat, Carme Ribas

El edificio del Mercado de Sant Antoni, construido según proyecto del arquitecto Antoni Rovira i Trias y el ingeniero José M. Cornet y Mas, 1882, es uno de los edificios públicos más emblemáticos del Eixample barcelonés. Ocupa una manzana entera y se organiza en forma de cruz griega, reproduciendo en geometría y dimensión el trazado de las alineaciones del Eixample. El octógono central, cubierto con una cúpula de mayor altura, reproduce un cruce tipo de la trama Cerdà.
Su posición estratégica respecto a Ciutat Vella y el anillo constituido por la Ronda, la ha convertido en foco de una actividad comercial que supera los límites del propio edificio y da significado a todo el barrio que la rodea.
Con los años, la aglutinación de comercio ha dado pie a la consolidación de diferentes construcciones a su alrededor para alojar mercados de tipo ambulante. Estos mercados (encantos y dominical) son, sin duda, elementos a preservar y potenciar ya que no sólo complementan los servicios ofrecidos en el barrio por el propio mercado del fresco sino que logran convertir el conjunto en uno de los hitos más emblemáticas de la ciudad de Barcelona.
Es por todo ello que las nuevas intervenciones que sobre él se produzcan deberán debatir entre la necesidad de potenciar el recinto de los mercados perimetrales y la voluntad de permitir una mejor lectura del edificio original y la singular empleo que hace de la manzana Cerdà.
LA PLANTA / El antiguo mercado del fresco (destinado a productos frescos) disponía de una organización con pasillos muy estrechos y espacios de venta poco profundos. La nueva distribución propuesta por el Instituto Municipal de Mercados reduce el número de puestos de venta y redimensiona el espacio (pasillos de 3 metros y paradas de 2,5 metros de profundidad). La propuesta de disposición de las paradas del fresco revaloriza cualquiera de sus ubicaciones. La pieza central, transformada en un rectángulo en planta, aglutina el mayor peso del mercado y se alarga en forma de pasillo único en cada ala, recogiendo los accesos por los chaflanes de manzana.
El espacio sobrante de las alas, una vez trazado el pasillo central con las nuevas medidas establecidas, puede dedicarse a otros usos. Es así que con unas pequeñas nuevas construcciones, en sustitución de los actuales almacenes adosados al muro perimetral del edificio, se consigue un pasillo perimetral franqueado con paradas en ambos lados, destinado al mercado del encan (destinado a productos textiles).
Este esquema en planta posibilita la cohabitación de los dos mercados en el interior del edificio sin que se estorben mutuamente. Ambos disfrutan de la singularidad de la cubierta, confluyen en las áreas de acceso, pero se ignoran durante el recorrido a través de sus pasillos.
LA SECCIÓN / La sección propuesta para el nuevo conjunto de San Antonio parte del mantenimiento estricto de la parte aérea del edificio (es decir, la existente). Cabe destacar la grandiosidad del edificio, alcanzada por una sección escalonada que adquiere su momento más intenso en la cubierta del octógono central, y por una organización panóptica de la planta que permite experimentar la gran dimensión de la diagonal de una manzana del Eixample. Precisamente, la recuperación de la cubierta de teja cerámica vidriada y el cimborrio central revestido de piezas de terracota son los elementos recientemente finalizados. La cuidada geometría de las cubiertas del mercado de San Antonio hacen que en la transición desde las naves al octógono central sea especialmente relevante el dibujo de las cubiertas. La implicación tanto de la teja como la cerámica con el resto de elementos estructurales y constructivos del mercado hacen que se conviertan en un elemento imprescindible del conjunto. Las piezas de terracota vidriadas con relieves decorativos, que constituyen la fachada del cimborrio, se han reproducido idénticamente a las originales para poder restaurar fielmente el conjunto de la fachada. En plantas sótano se combinan las alturas para conseguir un mayor gálibo en el área de carga y descarga. Un primer sótano se dedica enteramente a los nuevos usos comerciales. Los siguientes sótanos se componen de una única altura en el área central (carga y descarga) y de dos semi-plantas destinadas a almacenes y aparcamiento
CUATRO NUEVOS ESPACIOS PÚBLICOS PARA LA CIUDAD / Los recuperados patios triangulares, además de facilitar la visibilidad y acceso al edificio, se constituirán en nuevos soportes de actividades complementarias.
Son también espacios idóneos para acoger actividades de pequeño formato -como contadores de cuentos u otros espectáculos- que complementarían muy bien la oferta del dominical.
EL BALUARD / La existencia de una parte enterrada del baluarte de San Antonio, y de la correspondiente contraescarpa, han sido elementos determinantes en la redacción final del proyecto. Se propone el mantenimiento íntegro de la parte del baluarte existente y el mantenimiento casi íntegro de la contraescarpa, haciendo posible entender y revivir el espacio del foso de la muralla.
Estas preexistencias han incorporado al proyecto como una oportunidad para aumentar el interés ciudadano del conjunto. Se propone una plaza deprimida en la calle Urgell y un acceso a través de un patio al aire libre en la calle Manso. El enlace entre estos dos puntos configura un gran vestíbulo en planta -1 presidido por los muros de piedra del baluarte y de la contraescarpa.

ca59_05min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Reforma del Mercat de Sant Antoni

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (IV)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Casa GG en Camarella, Girona

ca59_04

Arq. Sergi Serra Casals, Marta Adroer Puig

Rodrigo y Sarah decidieron vivir en Camallera y después de escoger la parcela que más les convenía se fijaron en la casa que en 2006 habíamos construido a escasos metros para Lluís y Mercedes. Sabíamos cómo afrontarnos a su encargo. Su futura casa la habíamos ensayado hacia ocho años: la normativa, el lugar, el programa, nuestros intereses (técnica y proyecto), la búsqueda formal, optimizar recursos, ajustarse a las posibilidades de una ejecución de calidad, sus necesidades… La casa la hicimos con su participación activa en todo momento compartiendo el objetivo del trabajo sostenible y esquivando pretensiones de normativas pintoresquistas.
Trabajar de forma sostenible en todos sus aspectos: optimizar los recursos, innovar en los productos los materiales, posibilitar enlaces entre los oficios de construcción tradicional y la tecnología actual, son los compromisos que se tomaron para ejecutar esta casa. Una casa apaisada al máximo, orientada al sur y ligeramente elevada, con una volumetría sencilla, con cubierta en forma de M, a base de tejas curvas modelo canal languedocienne y una fachada gruesa (patios en sus lados cortos y porches en los frentes largos), como si tratara de un cojín que garantiza un buen comportamiento energético y una buena relación entre el interior y el exterior. Para construirla se han utilizado pocos materiales con la ventaja de la maderas tecnológicas termotratadas, laminadas…,y se ha trabajado codo a codo con artesanos que recuperan bancales de piedra y cesteros del mimbre quienes han envuelto la casa con la piedra y el mimbre como elementos de protección. Todo ello para conseguir una casa sostenible que energéticamente consigue la etiqueta A y se ha reconocido con el XVII Premio de Arquitectura 2014 de las Comarcas de Girona.

ca59_04min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Casa GG

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (III)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Casa Tmolo y pajar adyacente en Parres, Asturias

ca59_03

Arq. Ophélie Herranz Lespagnol, Paul Galindo Pastre

El proyecto consiste en la rehabilitación y ampliación de una casa rural (CASA TMOLO) y de un corral con pajar adyacente (EL PAJAR). La intervención propuesta para la Casa Tmolo da respuesta a varios condicionantes: unificar en un solo volumen las estructuras agregadas a la construcción principal (autoconstrucción de poco calidad), resolver el cambio de rasante hacía el sureste y la obligación de usar ciertos materiales (lo que no implica, sin embargo, una forma determinada de construir). La respuesta estructural conserva y consolida los muros de mampostería existentes manteniendo su función portante para acoger encima un caparazón de hormigón blanco, que define los muros de la primera planta, bajo-cubierta y cubierta.
El caparazón de hormigón se recorta en distintos puntos para acoger los elementos característicos de la vivienda pre-existente: balcón en esquina, huecos que iluminan una galería a doble altura orientada a sur, y aperturas a norte. Se propone así una re-lectura de la construcción tradicional de la casona asturiana compuesta por muros de mampostería en planta baja y enfoscado blanco en planta primera. Además, la construcción de la envolvente de hormigón apoyada sobre los muros de mampostería permite liberar grandes luces en planta baja y configurar así otro de los espacios característicos de la tipología asturiana: el porche. Una vez definida la envolvente, el espacio interior de la vivienda se materializa mediante una estructura metálica ligera que se adosa o separa de esta en función de las necesidades de luz y accesibilidad.
De esta manera se libera un espacio en triple altura en la zona norte de la vivienda que permite la entrada de luz y el despliegue de una escalera metálica que da acceso a las distintas estancias de la casa. En el caso del Pajar se consolidan los muros existentes de mampostería y se introduce una viga perimetral en planta primera que además de atar los muros, resuelve el apoyo de los forjados de chapa colaborante y los dinteles de las aperturas del muro. A su vez, la cubierta realizada en hormigón blanco se apoya sobre los muros de mampostería mediante otra viga perimetral que corona el conjunto de la construcción.
La cubierta de la Casa Tmolo tiene cuatro aguadas, y la pendiente es de 20 grados, uniforme en toda la cubierta. La cubrición de la misma se realiza con teja cerámica roja curva de cocción manual, manteniendo el color tradicional de la zona y cumpliendo con los requisitos normativos locales. La cubierta del Pajar tiene tres aguadas, pendiente de 20 grados uniforme en toda la cubierta, y cubrición similar a la casa principal.

ca59_03min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Casa Tmolo y pajar adyacente

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (II)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Centro de recursos para aprendizaje e investigación de la Universidad de Alcalá en Alcalá de Henares, Madrid

ca59_02

Arq. Ernesto Echeverría, Flavio Celis D’Amico

El proyecto arquitectónico ha consistido en una intervención donde se han combinado el mantenimiento de la envolvente de muros y cubiertas del edificio original, que contaban con la máxima protección patrimonial, con la introducción de un complejo programa funcional dentro del volumen preexistente. La intervención ha consistido básicamente en la reconstrucción de un espacio interior confinado por dicha envolvente, manteniendo un equilibrio entre la preexistencia, la interpretación conceptual del espacio interior desaparecido y la configuración de un nuevo programa de necesidades, mediante el manejo de materiales y códigos figurativos contemporáneos.
La actuación ha consistido en la colocación interior de una estructura de pilares y forjados de hormigón visto, más una estructura ligera de cubierta, a las que se han adosado los sistemas de instalaciones. Un núcleo de ascensores y una escalera longitudinal que recorre de forma lineal el edificio son los únicos elementos que atraviesan y unen los distintos niveles. La inclusión de algunos patios contrapeados permite una visión diagonal y lineal unitaria del edificio desde distintos ángulos, buscando la percepción del espacio militar original, sobrio y repetitivo, pero muy transformado por el paso del tiempo y de las sucesivas intervenciones. El tratamiento de la envolvente se ha limitado a la limpieza de las fachadas originales y al cambio de las carpinterías. Constructivamente se ha adoptado por una solución donde no hay apenas diferencias entre estructura y acabados, dejando a la vista todas las instalaciones.
La eficiencia energética se consigue combinando la inercia térmica de los muros originales con un anillo energético de alta eficiencia que introduce energías renovables en cascada (solar, geotérmica, recuperadores de calor) para minimizar el gasto.
El resultado es un espacio diáfano, susceptible de poder ser manejado con la flexibilidad propia de los cambiantes usos universitarios, de fácil mantenimiento y de bajo consumo energético, realizado con unos costes ajustados a la actual situación económica de la administración pública.

ca59_02min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Centro de recursos para aprendizaje e investigación de la Universidad de Alcalá

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Obras ca59 (I)

En nuestro último número (ca59 julio) hemos incluido esta obra: Dos viviendas en Oropesa, Toledo

ca59_01

Arq. Ángela García de Paredes, Ignacio G. Pedrosa

Situada a los pies de la Sierra de Gredos, Oropesa tiene una extensa vista que abarca desde picos nevados a campos de olivar. Es conocida por su castillo, construido en 1402 como residencia de una familia de nobles de Toledo, que acometieron la construcción de una conexión aérea inconclusa entre el castillo y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, apoyada sobre arcos y muros que atraviesan la ciudad, en los que se incrustan las viviendas.
Inicialmente, existían tres pequeñas viviendas muy divididas entre varias dependencias en ruinas, compartiendo dos patios detrás de una fachada, que se mantuvo inalterada en el tiempo, atravesada por amplios arcos de ladrillo. El interior de las viviendas carecía de ventanas suficientes para la ventilación e iluminación y desde la premisa de mantener las fachadas, el proyecto abre un patio – grieta en su interior, largo y estrecho, que ordena a ambos lados las dos viviendas desiguales para dos hermanos. El patio longitudinal incorpora en su extremo una nueva vista de la torre de la iglesia del S.XVI, como telón de fondo y sirve de elemento de ordenación, dando luz natural a la intervención. Ambas viviendas se abren al patio central que mantiene asimismo los viejos muros de aparejo toledano y una de ellas a un pequeño patio privado.
Los muros del patio, muy dañados en su base, se plementan con un zócalo sobrepuesto de ladrillo visto, material que pavimenta asimismo el patio como único material. Los muros restaurados se pintan de color claro en continuidad con el color arena del ladrillo para llevar la luz natural a las viviendas y preservar la textura natural de los materiales, integrándose con las texturas del entorno.
Las dos naves quedan engarzadas entre sí con los dos poderosos muros de arcos de ladrillo protegidos patrimonialmente. Una ventana existente en la fachada principal se abrió al nuevo patio, donde se mantuvo el antiguo pozo de agua, permitiendo una vista inédita de la Iglesia.

ca59_01min

Más información de otras obras de este número y enlace a tienda de descargas en: ca59 / Dos viviendas

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El mecenas norteamericano Richard H. Driehaus habilita financiación para rehabilitar patrimonio histórico de los ayuntamientos en España

La inédita y generosa iniciativa de un financiero y filántropo norteamericano permitirá recuperar el Patrimonio histórico de algunas localidades españolas. Resulta una gran oportunidad para muchos ayuntamientos que no han podido abordar la rehabilitación de sus espacios arquitectónicos por falta de recursos.

1      2

En los últimos 5 años, el financiero de Chicago, Richard H. Driehaus, ha creado y financiado varios proyectos en España entre los que destaca el Premio de Arquitectura Rafael Manzano, que anualmente reconoce la labor de arquitectos nacionales e internacionales respetuosos con las tradiciones arquitectónicas españolas. Además de organizar seminarios y talleres internacionales de Arquitectura en España. La suma de todos los proyectos de 2016 en nuestro país supera los 600.000 euros.

Este año, además, The Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust pone en marcha un Concurso Internacional de Arquitectura cuya finalidad es recuperar el patrimonio olvidado de las localidades españolas. Este concurso, promoverá la labor de los artesanos y trabajadores de la construcción locales que den continuidad a las tradiciones arquitectónicas de la zona. La competición se compone de dos fases.

En la primera fase, el ayuntamiento de cualquier localidad española interesada en participar, podrá presentar un emplazamiento a rehabilitar. Las localizaciones  propuestas deben de ser espacios públicos significativos, o que pudieran llegar a serlo, edificios emblemáticos o nuevos desarrollos urbanos coherentes con la tradición local. Un jurado internacional elegirá tres de estas localizaciones.

La segunda fase del concurso, implicará a estudios de arquitectura nacionales e internacionales, que presentarán sus proyectos de recuperación patrimonial en las tres localizaciones seleccionadas por el jurado.

Para llevar a cabo esta iniciativa, The Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust ha contado con el apoyo y la colaboración de los Ministerios de Fomento y de Cultura y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, y la organización internacional INTBAU (International Network for Traditional Building Architecture and Urbanism).

Información complementaria y bases del concurso: www.driehauscompetition.com

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR