conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

Soluciones innovadoras para minimizar el riesgo de transmisión del COVID-19 en el transporte vertical

El coronavirus ha modificado el mundo tal y como lo conocíamos. El transporte vertical no es ajeno a estos cambios. En los ascensores, escaleras mecánicas o andenes móviles, donde transitan diariamente un gran volumen de personas, puede existir un riesgo de contagio del COVID-19 en gestos tan cotidianos como tocar las botoneras o los pasamanos, apoyarse en las paredes de la cabina del ascensor o no mantener la distancia de seguridad.

Resulta fundamental asegurar que los equipos favorecen la movilidad de la población a la vez que minimizan la posibilidad de transmisión. Para contribuir a que la vuelta a la normalidad sea lo más segura posible, en Schindler siguen invirtiendo todos sus esfuerzos en llevar a cabo medidas innovadoras que ayuden a salvaguardar la seguridad de todos.

Para cumplir con toda la normativa de las autoridades sanitarias, como los dos metros de separación, los equipos de transporte vertical de Schindler permiten configurar los ascensores para reducir el número de personas y poder fijar una carga máxima de hasta el 50% de ocupación, como es el caso de Schindler CleanSpace. Esta solución permite que, cuando se alcanza el aforo fijado, el ascensor no se detiene para recoger más pasajeros hasta que no se bajen en el piso seleccionado los que ya están dentro. Una vez que haya espacio, el equipo vuelve inmediatamente a las llamadas solicitadas.

Además, desde hace años la compañía ya cuenta con la herramienta Schindler PORT con módulos de inteligencia artificial, que mejora la comunicación entre el usuario y el ascensor, dirigiéndolo durante su uso a requerimiento, con el fin de optimizar los tiempos de transporte y disminuir los tiempos de espera.

Los smartphones también van a ser un gran aliado en este nuevo escenario Post-Covid. Para ello, Schindler ofrece la app MyPORT Public, que se puede usar en cualquier edificio con ascensores habilitados para PORT. Posibilita gestionar el tráfico de personas, limitando el número y, de este modo, favoreciendo las medidas necesarias de distanciamiento social implantadas por las autoridades sanitarias. Permite también aumentar el tiempo de apertura de las puertas del ascensor para ventilar la cabina entre paradas.

La tecnología ultravioleta también es eficaz para la eliminación del virus. Los dispositivos Schindler UV CleanCar y Schindler Ultra UV utilizan las propiedades de estos rayos para la higienización tanto en la cabina del ascensor como en los pasamanos de las escaleras mecánicas.

Carteles y vinilos de señalización

Schindler ha lanzado además diferentes kits de desinfección, basándose en las indicaciones marcadas por la OMS. Así, incluyen un dispositivo higienizador y purificador del aire para espacios cerrados; un dosificador desinfectante para las manos que dispondrá de un llavín protector antirrobo; un cartel detallado de consejos de uso del ascensor y recomendaciones de prevención; y vinilos de señalización en el suelo de la cabina del ascensor y en la parte lateral de las escaleras mecánicas para indicar la posición en la que deberán situarse los pasajeros.


amplía la información
comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR