conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

thyssenkrupp celebra el 125 aniversario de la primera escalera mecánica

La primera escalera mecánica del mundo, presentada como un “ascensor inclinado”, se puso en funcionamiento el 16 de enero de 1893 en Nueva York. Desde su planta de escaleras y pasillos rodantes en Asturias, thyssenkrupp Norte, exporta y suministra sus productos a grandes edificios en todo el mundo, como el One World Trade Center de Nueva York.

One World Trade Center de Nueva York

 Hace 125 años, imaginar un mundo en el que podías ser transportado hacia arriba a través de una escalera móvil era simplemente un sueño. La movilidad urbana sería mucho más complicada y muy diferente de lo que es hoy en día si no hubiera sido por un hombre que, al intentar crear el primer metro de dos pisos de la ciudad de Nueva York, ideó algo aún más importante.

Hace más de ciento veinticinco años, Jesse Reno inventó la primera escalera mecánica, que fue patentada el 15 de marzo de 1892. Este nuevo invento, que entonces se conoció como “el ascensor inclinado”, se instaló en el Old Iron Pier en Coney Island en Nueva York el 16 de enero de 1893. Esta escalera móvil elevaba a los pasajeros en una cinta transportadora en un ángulo de 25 grados y viajaba únicamente una distancia de 2,14 metros.

La escalera mecánica estuvo durante dos semanas en Old Iron Pier antes de trasladarse al Puente de Brooklyn. Se estima que transportó a 75.000 pasajeros durante sus dos semanas en el Old Iron Pier. La evolución de ese primer viaje ha conseguido que, hoy en día, más de 100 mil millones de personas usen escaleras mecánicas en Estados Unidos cada año.

Vincom Mega Mall Times City en Vietnam

 Perfeccionada por thyssenkrupp Elevator

La tecnología que Jesse Reno desarrolló por primera vez hace 125 años ha sido perfeccionada a través de los años y décadas por thyssenkrupp. Hoy, las soluciones de la compañía están instaladas por todo el mundo en grandes cantidades. Si uniésemos todas las escaleras mecánicas instaladas por thyssenkrupp, tendríamos la longitud suficiente para escalar una montaña de una altura de 500 kilómetros.

Hay una gran variedad de ellas disponibles desde dispositivos de solo 890 centímetros de largo hasta una que mide 53,68 metros. Hay escaleras mecánicas con  “Modo Real”, diseñadas para que reyes y reinas puedan iniciar y detener la marcha con solo presionar un botón, e incluso soluciones móviles que son una opción “para llevar” y que pueden transportarse por todo el mundo en aviones. En Praga y algunas ciudades rusas, las personas viajan a altas velocidades gracias a escaleras mecánicas que desplazan a los pasajeros a una velocidad de 0,9 metros por segundo.

Londres

 Asegurando empleos en todo el mundo

Las soluciones de thyssenkrupp Elevator no ​​solo se centran en mover bienes y personas, sino que también aseguran trabajos: en la actualidad, la industria de ascensores y escaleras mecánicas emplea alrededor de 155.000 personas en todo el mundo.

Hoy, en Europa, hay más de 136.000 escaleras mecánicas instaladas. La vida útil de una escalera mecánica es de hasta 30 años de media antes de que tenga que modernizarse, aunque cada vez son más abundantes, con unas 5.500 nuevas escaleras cada año. La compañía también mantiene alrededor de 25.000 escaleras mecánicas en Europa y cada técnico se ocupa de hasta un total de 40 escaleras mecánicas por mes.

En España, la planta de thyssenkrupp Norte, en Mieres, es todo un ejemplo en la compañía en la fabricación, venta e instalación de escaleras mecánicas y pasillos rodantes. En la propia planta se aúnan perfiles de ingenieros, soldadores, ajustadores y comerciales, que suministran soluciones de movilidad a proyectos en todo el mundo. La factoría es uno de los baluartes de la compañía tras apostar thyssenkrupp, en 1990, por una comarca que experimentaba una reconversión minera y exporta sus productos a todo el mundo. Curiosamente, uno de los edificios más emblemáticos de Nueva York, tiene escaleras mecánicas hechas en Norte, un ejemplo más de la capacidad de exportación de España.

El 125 aniversario de la escalera mecánica es una gran ocasión para que thyssenkrupp lo celebre: un buen ejercicio para mirar hacia atrás en la historia y pensar en lo que depara el futuro en una movilidad urbana cada vez más inteligente. Con el ascensor sin cables, MULTI, thyssenkrupp ya ofrece una mirada a lo que el futuro es capaz de ofrecer.

 

amplía la información
comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR