conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

Obras recomendadas 2015-2017 (VII)

Obras recomendadas de los últimos dos años en conarquitectura: ca60 Casa Perea-Borobio

Una pareja de médicos jubilados decide utilizar sus ahorros para construir una nueva casa para ellos y para sus hijos y nietos que los visitan ahora y viven en el extranjero. Quieren que la casa sea para el ahora pero también para el futuro, pensando en la segunda y tercera generación de la familia que finalmente heredará la propiedad.

Durabilidad, solidez constructiva, eficiencia energética y reciclado de materiales traídos por los clientes se establecen como prioridades para una construcción planteada sobre todo para durar en el tiempo. La flexibilidad necesaria para adaptar futuros usos y habitantes quedan restringidas por las prioridades antes citadas. La solución adoptada es establecer un sistema espacial/constructivo fijo y muy robusto de relaciones, alrededor del cual los cambios pueden producirse. En concreto, el diseño despliega un sistema de gruesos muros de ladrillo que articulan todas las relaciones espaciales más importantes de las casas, dejando un habitar fluido y cambiante entre ellos. Se trata de un sistema fijo, estable a través del tiempo, que integra en lo espacial lo estructural, la relación con la luz, las ventilaciones, el rendimiento energético, garantizando así los requerimientos de eficiencia energética, durabilidad, solidez constructiva de los que parte el cliente. Dentro de este sistema espacial preestablecido el habitante puede apropiarse de la casa según sus necesidades o preferencias, y de hecho, se han hecho test de distintas configuraciones programáticas para estas estancias, para comprobar una cierta versatilidad.
En cualquier caso, la casa como algo planteado a largo plazo, propone el priorizar la forma espacial y las relacione espaciales, sobre la necesidad de dar una solución cerrada a los programas concretos de la casa, pues el futuro uso que le den los hijos y nietos es completamente incierto. Lo único que podemos aducir es que estas formas y relaciones espaciales estables de la casa, fijadas sobre el devenir del tiempo para garantizar los prerrequisitos del cliente, formulan una memoria común de la casa para abuelos, hijos, nietos, bisnietos, que actúan como un baluarte de experiencias de esta familia en un mundo de transformaciones siempre acelerado.

Constructivamente, los muros están formadas por dos citaras interconectadas de ladrillo refractario macizo, reciclados del stock de una construcción local cancelada. Los muros ayudados con algunas inserciones de apoyo estructural sirven tanto como soporte de la casa, como para formar una envolvente de 34 centímetros de espesor que da un rendimiento energético altamente eficiente al edificio.

Estrategia energética / La casa está diseñada como una casa pasiva con la ayuda de expertos en construcción sostenible de la Architectural Association en Londres. La casa Pera Borobio desarrolla una estrategia de diseño pasivo fundamentada en la inercia térmica. Para ello, la casa se construye con un sistema de muros de 34 cms de grosor formados por dos citaras de ladrillo refractario (de mayor capacidad térmica que el ladrillo estándar), y 6 cms de aislamiento de lana de roca más 4 cms de cámara entre ellos. Las cubiertas se realizan con losas de hormigón de 30 cms y 10 cms de aislamiento de lana de roca. La gran capacidad térmica de estas envolventes permite que la energía se conserve en las mismas combatiendo los picos energéticos. Esta estrategia energética es especialmente útil en los períodos cálidos, que son los que más afectan a Sevilla. En dichos periodos, la estructura de la vivienda se podría purgar y enfriar durante la noche, manteniendo ese frescor durante el día a través de la inercia térmica, tal y como demuestra el estudio realizado.

Dado que la inercia térmica debe ser prioritaria, se deciden dejar vistos en su lado interior aquellos materiales con capacidad térmica elevada (cerámicos, hormigón…). Se evitan por tanto en la medida de lo posible los revestimientos interiores tradicionales como los enlucidos de yeso, ya que se tratan de materiales de baja capacidad térmica que taponaría del flujo energético. Siendo radiación otra de las causas principales de los picos energéticos, se han minimizado los huecos sin protección a orientaciones sur y oeste. En la fachada oeste, en particular, abierta al jardín, se ha utilizado una combinación de porche horizontal y persiana bioclimática vertical capaz de controlar ganancias y pérdidas energéricas dependiendo de la estación del año. Cristales de baja emisividad y carpinterías robustas se han utilizado en toda la casa para mantener el comportamiento energético adecuado.

Finalmente, la estrategia energética está apoyada por otra muy importante de ventilaciones cruzadas, tal y como se ha estudiado según vientos dominante y la colocación estratégica de huecos. Se destaca especialmente el uso de lucernarios en combinación con huecos en fachada para propiciar el efecto combinado de viento y stack, haciendo la ventilación más efectiva.

Concepción espacial / El sistema de muros también establece las relaciones espaciales entre las distintas atmósferas de la casa que suceden entre ellos. Las paredes están ligeramente desplazadas manteniendo espacios abiertos y fluidos, exponiendo parcialmente pero sin revelar lo que sucede detrás de ellos. De este modo, las conexiones y desconexiones entre los espacios se hacen y deshacen a través del tránsito a través de la casa. Los desplazamientos, perforaciones y conexiones en sección crean una densa red de relaciones espaciales que fundamentan las experiencias de la vida cotidiana en medio de los previsibles futuros cambios en el uso de la casa.

Durabilidad material / La durabilidad de elementos y materiales también se considera como relevante para la estrategia de diseño. Elementos tales como puertas, sanitarios, griferías, etc. fueron reciclados de una casa anterior de los clientes, anticipándose así no sólo la libre incorporación de elementos a la casa en el futuro próximo, sino también, el objetivo de hacer duradero lo que ya estaba en uso antes de la construcción.
Finalmente, de cara a la calle, un pórtico de hormigón de doble altura juega con la paradójica voluntad del cliente de exhibirse aunque sin ser visto.

ARQUITECTOS
Canales & Lombardero Francisco González de Canales y Nuria Álvarez Lombardero

Colaboradores
Arquitecto colaborador
Francisco González de Canales L.O.

Aparejador
Felipe Fernández de Bobadilla

Colaboradores de Estudio
Encarnación Márquez, Yonatan Buchhandler, Haowen Lim (estudiantes de arquitectura)

Localización
Fray Francisco de Pareja 27, Sevilla (España)

Constructora
Avantiare SA (Encargado de obra Juan Durán)

Consultor energético
Jorge Rodríguez (Sustainable Environment Programme, Architectural Association, Londres)

Cálculo de estructuras
Margarita Cámara y Víctor Compán (Departamento de Estructuras de la Universidad de Sevilla)

Promotor
Familia Perea-Borobio

Ladrillo
R.A. cerámica
M2 construidos
259,20 m2

Fechas de diseño
Octubre 2014-Julio 2015.

Plazos de ejecución
Septiembre 2015-Junio 2016

Fotógrafo
Fernando Alda

comparte esto
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR