conarquitectura ediciones / edición y diseño gráfico asociados a la arquitectura / inicio

All posts tagged ladrillo cara vista

Otra obra que se publicará en el número 45 de conarquitectura: la sede del Servicio de Salud de Castilla La Mancha; un edificio de Fernando Pardo Calvo + Bernardo García Tapia (Pardo + Tapia  Arquitectos), con la colaboración de Stefano Presi, Stefania Albiero, David Marsinyach Ros y Elena Castillo Viguri.

El bloque lineal se define como un paralelepípedo de sección cuadrada con una geometría regular y nítida, rigurosa. El zócalo está revestido por un panel prefabricado cuya terminación es ladrillo cara vista. Una utilización novedosa de la cerámica, que industrializa (no en seco) el acabado cerámico en un proceso que agiliza la puesta en obra.

La fabrica prefabricada de ladrillo (… extracto de la memoria)

Se trata de una propuesta conceptual al uso del material cerámico. De la cerámica han interesado sus cualidades sensibles. En la cerámica se concentran los cuatro elementos tierra, agua, fuego y aire. Texturas, resonancias, brillos, evocaciones…Liberado el ladrillo de sus servidumbres constructivas destacan entonces sus características formales, como unidad fractal, a modo de pixel con el que se compone el lienzo de fachada. El ladrillo o la unidad se ordena sobre el tablero de encofrado con una plantilla de caucho. No necesita traba, se alinea en una dirección u otra creando entramados. Se utiliza simplemente medios ladrillos perforados de ambas caras vistas que previamente se han cortado. Así se garantiza su agarre sobre el hormigón. El hormigón consolida la trama y le da capacidad portante e independencia como lienzo. Este lienzo se enmarca con una llanta metálica definiendo la pieza prefabricada. Se delimitan piezas a una escala adecuada al concepto de la preelaboración, que permite una disposición en obra con el rendimiento óptimo de los medios auxiliares de transporte, puesta en obra y anclaje.

Resumen
La fachada autoportante de ladrillo cara vista es el resultado de una profunda reflexión sobre las diferentes soluciones para las fachadas de ladrillo que se han utilizado a lo largo de la historia; se decanta como la solución óptima por su extraordinaria simplicidad constructiva, sus elevadas prestaciones mecánicas y funcionales y el bajo coste en
recursos auxiliares.
El tipo constructivo de fachada autoportante (1) se caracteriza porque el muro de ladrillo, que constituye la hoja exterior del cerramiento, se construye tangente a la estructura del edificio, gravitando sobre sí mismo en toda la altura que permite el cálculo estructural. De esta forma, el muro de fábrica es el principal elemento estructural soporte de sí mismo. La diferencia fundamental de la fachada autoportante con el resto de …para continuar descarga  el PDF  Art. Tec CA 44

Los artículos técnicos son facilitados por Hispalyt y forman parte de los programas de investigación que desarrolla sobre los distintos materiales cerámicos y su aplicación.

El número 44 de la revista conarquitectura hace un repaso de obras recientes, cuyas fachadas se han realizado con sistemas que se independizan constructivamente de la estructura aprovechando las virtudes de la resistencia a compresión de los materiales cerámicos. Dicho de una manera muy reduccionista pero también muy
gráfica, medio pie de ladrillo tiene mucha más resistencia de la que podría parecer. Tanta como para permitir paños de varias plantas de altura sin que se alzancen sus límites de resistencia.

Los productos cerámicos garantizan el cumplimiento con los nuevos requisitos normativos y de las crecientes exigencias de aislamiento acústico, térmico, ahorro energético, durabilidad y protección contra incendios. Incluso por encima de los exigidos por el Código Técnico de la Edificación (CTE). Una parte importante de la investigación llevada a cabo por la empresa GEOHIDROL, e impulsada promocionalmente por la Sección de Ladrillos Cara Vista de Hispalyt ha sido sobre fachadas autoportantes de ladrillo cara vista.
Structura®
La marca STRUCTURA, es el nombre que sirve denominar a esta nueva forma de concebir las fachadas en las que el principal elemento de sustentación lo constituye el propio el muro de ladrillo, no la estructura porticada de hormigón o acero. Las fachadas autoportantes STRUCTURA además pueden ser ventiladas.
En las fachadas autoportantes amparadas bajo la marca STRUCTURA, por la aplicación y desarrollo de nuevas técnicas constructivas, se consigue una mejora de las prestaciones de las fachadas tradicionales realizadas con ladrillo cara vista.
Las fachadas tradicionales de ladrillo cara vista tienen las siguientes ventajas:

Las fachadas tradicionales de ladrillo cara vista tienen las siguientes ventajas:
•    Durabilidad, Bajo mantenimiento y Economía
•    Expresividad
•    Cumplen los requisitos del CTE por sus altas prestaciones técnicas: Estructuralmente, Impermeabilidad, Aislamiento térmico, Aislamiento acústico y Resistencia al fuego

Pero las fachadas tradicionales tienen una serie de limitaciones:
1.    Estructuralmente: Implican el apoyo parcial de la pared de ladrillo sobre los forjados, por lo que su uso debe estar limitado a situaciones convencionales de altura libre entre forjados y separación entre pilares.
2.    Higrotérmicamente: Existen puentes térmicos en la unión de la fachada con los forjados, por lo que el aislamiento térmico e impermeabilidad se ve debilitada. Además, las fachadas tradicionales no pueden ser ventiladas.
3.    Estéticamente: Requieren el empleo de plaquetas cerámicas en el frente del forjado, lo que en ocasiones puede derivar en diferencias de tonalidades entre ladrillos y plaquetas.
La innovación de las fachadas Structura es que son autoportantes, al estar la hoja exterior de la fachada separada de la estructura del edificio, permitiendo el paso de la cámara de aire y del aislamiento de manera continua por delante de los frentes de forjado. Además las fachadas Structura pueden ser también ventiladas, con las ventajas higrotérmicas que añade esa configuración.

En las fachadas autoportantes Structura el peso propio se transmite en su totalidad a la planta de arranque, de manera que solo se requieren anclajes y armadura de tendel para el “atado” de la fachadas de ladrillo cara vista con la estructura del edificio.

Las armaduras de tendel se colocarán para resistir las tracciones debidas a la flexión horizontal originada por el viento.

Las funciones principales de los anclajes son:
•    Retención frente a la acción del viento.
•    Reducción de la longitud de pandeo.
•    Control de fisuración para lo cual los anclajes deben permitir los movimientos de la fábrica en su propio plano pero nunca en el plano de la acción del viento.

Hay anclajes para cargas moderadas y para grandes cargas. Los anclajes no intervienen en el grado de ventilación de la fachada y tienen que tener la longitud apropiada en función del espesor de la cámara y de la fachada.

Las fachadas amparadas bajo la marca  Structura destacan por su:

–    Comportamiento estructural: La hoja exterior de la fachada no se interrumpe ni se estrangula a su paso por delante de los forjados, de manera que apoya sobre todo su espesor y se descarga a la estructura del edificio de todo el peso de la fachada. La hoja exterior de la fachada se “ata” a la estructura del edificio a través de anclajes a forjados y pilares y de armadura en los tendeles de mortero, por lo que se evitan problemas de estabilidad y no existen limitaciones de uso, aplicando los modelos de cálculo en viga o placa del DB SE-F del CTE.

–    Comportamiento higrotérmico: Como la hoja exterior de la fachada no se interrumpe ni se estrangula a su paso por delante de los forjados, se eliminan completamente estos puentes térmicos, además de que el material aislante de la cámara puede ser continuo y se reducen las condensaciones en el interior de la cámara. Además, las fachadas Structura pueden ser ventiladas, si la cámara de aire es de un ancho suficiente y se dimensiona para que sea posible la circulación de aire en su interior, mejorando todavía más las prestaciones higrotérmicas de la fachada.

–    Aislamiento acústico: Las fachadas Structura tienen unas prestaciones acústicas superiores a las fachadas tradicionales debido a que las dos hojas que la forman están desconectadas y a que la conexión que se produce a través de la carpintería y la transmisión aérea indirecta a través de la cámara no influyen en las prestaciones acústicas finales del conjunto, permitiendo su uso en lugares más expuestos a la contaminación acústica.

–    Optimización del proceso de ejecución: La colocación de anclajes y armadura es muy sencilla, por lo que la ejecución de fachadas Structura no requiere mano de obra especializada. Además, al no interrumpir ni estrangular la hoja exterior de la fachada a su paso por delante de los forjados, y no ser necesaria la colocación de plaquetas en los frentes de forjados se consiguen unos altos rendimientos de ejecución.

–    Mejoras estéticas: Al eliminar el paso de la pared de ladrillo por el frente del forjado y no requerir el empleo de piezas especiales se evitan posibles diferencias de tonalidad entre los ladrillos y estas plaquetas cerámicas.

–    Ahorro económico: El coste económico de las fachadas Structura es equiparable al de las fachadas tradicionales, ya que los costes de los elementos auxiliares (anclajes y armaduras) se compensa con la optimización de la mano de obra.
Sistema G.H.A.S.®
En la actualidad, el único sistema constructivo de fachada autoportante de ladrillo cara vista reconocido por la marca STRUCTURA es el sistema G.H.A.S.® desarrollado por la empresa GEO-HIDROL.

El sistema G.H.A.S.® está avalado por su correspondiente D.A.U.

Sus anclajes, armaduras y resto de elementos metálicos tienen marcado CE.

Es un sistema fácilmente ejecutable, comprobable y “robusto”.

Nace para mejorar las prestaciones de las fábricas y eliminar de una forma práctica y económica los problemas constructivos inherentes al sistema convencional de ejecución de fábricas.

Las fachadas de ladrillo cara vista ejecutadas con sistema G.H.A.S.® (sistema de fachada autoportante, con o sin ventilación) cumplen con todos los requisitos para ser denominadas fachadas STRUCTURA.

Método LASERFIRING, un nuevo proceso de fabricación cerámica
Autores: Jorge Velasco, Roberto Díaz, AITEMIN
Eusebio Guerrero y María Josep Mur, Physic gm
Xermán de la Fuente, Carlos Estepa e Isabel de Francisco, Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA)
Ramón Sans, Easy Laser
INTRODUCCIÓN
Desde septiembre de 2010, financiado por el Programa LIFE de la Unión Europea, viene desarrollándose el proyecto LASERFIRING que persigue disminuir el consumo energético del proceso cerámico haciéndolo, por tanto, más rentable y más ecológico al disminuir las emisiones de anhídrido carbónico.
El proyecto consiste en utilizar la tecnología láser en el proceso de cocción cerámico para dotar a las superficies cerámicas de propiedades tecnológicas de altas prestaciones y de la estética que se desee.
Desde hace tiempo las características de los ladrillos cara vista suelen estar asociadas a las exigencias de la envolvente del edificio (aislamiento, estanqueidad, etc) más que a exigencias de carácter estructural, sobre todo en edificios de varias alturas, recayendo sobre otros materiales (hormigón, acero, etc) las exigencias de capacidad portante del edificio. Sin embargo la alta resistencia mecánica de las piezas cerámicas ha sido, y sigue siendo, un argumento comercial de primer orden.
En general para conseguir altas resistencias mecánicas es necesario aumentar las temperaturas de cocción y, por tanto, los costes de fabricación y sin embargo estas prestaciones tan elevadas no son en realidad necesarias.
Si no se necesita elevada resistencia mecánica, ¿qué es lo que realmente importa en una pieza cerámica cara vista?, bien sea ladrillo o bien sea teja; básicamente dos aspectos: durabilidad y una estética adecuada y uniforme.
Cuando se habla de durabilidad en piezas cara vista en cerámica estructural, normalmente nos estamos refiriendo a la resistencia a la helada, en general la baja resistencia a los ciclos de hielo-deshielo suele estar relacionada con una baja temperatura de cocción. No obstante si las caras en contacto con el exterior presentan valores de succión muy bajos, debido a tratamientos que supongan fusiones superficiales, esto evitará o disminuirá en gran medida la entrada de agua en la estructura de la pieza, que a la larga es lo que provoca las roturas por heladicidad, esto plantea el hecho de que será necesario encontrar una solución de compromiso que haga que se produzcan las siguientes condiciones:
• Disminución significativa de la temperatura de cocción.
• Mantener la resistencia mecánica en niveles en torno a 12-15 MPa como mínimo.
• Las piezas no pueden ser heladizas.
Si se consiguen estas tres condiciones se obtendrán las siguientes ventajas:

• Disminución de los costes de producción. Tanto mayor será la disminución de costes cuanto mayor sea la temperatura a la que se esté cociendo sin láser.
• Disminución de las emisiones de CO2
• Obtención de una amplia gama de colores sin la necesidad de añadir aditivos.
• Muy probablemente no será necesario hidrofugar los productos.
Las ventajas, en principio, parecen más que suficientes como para que el nuevo proceso sea atractivo, a lo largo de este artículo se irán desarrollando los distintos aspectos a tener en cuenta.
SOCIOS DEL PROYECTO
Como ya se ha comentado, el proyecto, cuyo título es “Adaptación al Cambio Climático de la Industria Cerámica Estructural por Disminución de las Temperaturas de Cocción por Tratamientos Láser” (LASEFIRING), está cofinanciado por la Comisión Europea dentro del programa LIFE con el número LIF09 ENV/ES/435. Los socios que participan en el proyecto son los siguientes:
Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA) (centro mixto del CSIC y la Universidad de Zaragoza) que actúa como socio coordinador y su aportación al proyecto se basa en su amplio conocimiento del láser y sus aplicaciones en materiales.
Physisc gm fabricante de instalaciones cerámicas, especialistas en hornos, secaderos y optimización de los consumos energéticos. Su participación en el proyecto consiste en la fabricación del prototipo demostrativo del proyecto consistente, como se explicará más delante, en un horno al que se le incorpora la aplicación láser y un secadero.
Easy Laser empresa de aplicaciones láser que trabaja en todos los campos de aplicación de la tecnología láser. En el proyecto diseñará y suministrará la aplicación láser para el prototipo.
AITEMIN Centro Tecnológico especialistas en cerámica estructural. En su Centro Tecnológico de Toledo se instalará el prototipo y se realizará toda la experimentación del proyecto utilizando, además del prototipo, la planta piloto ya existente.

HORNO LASERFIRING
El horno Laserfiring consiste, básicamente, en un horno de rodillos con dos equipos láser, uno en la parte superior del horno y el otro en la parte inferior, de tal manera que puedan tratarse los dos cantos y las dos testas del ladrillo. El láser utilizado es de CO2.
El proceso del tratamiento con láser se ilustra en la figura 1. Mientras la pieza cerámica va desplazándose a lo largo del horno, el láser se aplica de manera transversal al desplazamiento de la pieza, de tal manera que toda la superficie quede tratada. Los efectos del tratamiento láser sobre la superficie cerámica pueden ser graduados, de tal manera que es posible aumentar la temperatura hasta la fusión o bien provocar un aumento limitado. Esta graduación de la intensidad del tratamiento se traduce en las propiedades que se transmiten a la superficie cerámica, entre ellas el color, de tal manera que variando la intensidad de tratamiento se consiguen diferentes colores en la superficie cerámica.

El horno desarrollado es un horno de rodillos de 15 m (figura 2) de largo en el que el tratamiento láser se realiza mediante dos equipos uno colocado en la parte superior del horno y el otro en la parte inferior (figura 3). El láser incide con un ángulo de 45º de tal manera que el láser de la parte superior trata el canto superior del ladrillo y la testa trasera, mientras que el equipo láser colocado en la parte inferior del horno trata el canto de apoyo y la testa delantera (figura 4).


El proceso LASERFIRING no está limitado a la fabricación de ladrillos, sino que podría aplicarse a cualquier tipo de pieza cerámica, con muy especial indicación para tejas, que al tratarse de materiales de menor grosor el tratamiento sería incluso más sencillo, sin embargo en este proyecto, ya que se trata de un proyecto demostrativo, se ha optado por la fabricación de un horno para ladrillos, que, no obstante, podría ser adaptado, una vez que finalice el proyecto para efectuar pruebas con otro tipo de piezas cerámicas.

DESARROLLO DEL PROYECTO
El proyecto Laserfiring consta de cuatro etapas técnicas:
• Ensayos previos.
• Diseño, instalación y puesta en marcha del horno laserfiring.
• Experimentación en planta piloto.
• Estudio y análisis de resultados experimentales.

Descarga el Proyecto completo y descubre el desarrollo del proyecto, Los ensayos, y fotografías del diseño y la instalación de los hornos Laserfiring Aquí: Art_ Tec 43

Te recordamos que todos los artículos técnicos estan disponibles en nuestra página web:

www.conarquitectura.com

*Los artículos técnicos son facilitados por Hispalyt (asociación española de fabricantes de ladrillos y tejas de arcilla cocida) y forman parte de los programas de investigación que desarrolla sobre los distintos materiales cerámicos y su aplicación.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR